• EL PP RECLAMA A GUILLÉN QUE CUMPLA SU PROGRAMA ELECTORAL Y DEVUELVA LOS RETENES DE LA POLICÍA A LAS PEDANÍAS

[07/02/2013]

El Partido Popular acusa a los partidos del gobierno local de incumplir sus promesas electorales al dejar a las pedanías más grandes sin presencia policial las 24 horas del día

Esta mañana han comparecido ante los medios de comunicación concejales y ex – pedáneos del PP para reclamar al equipo de gobierno que no elimine las dependencias policiales en las pedanías de La Murada y San Bartolomé. La presencia de la policía local en estas partidas rurales se debe a las numerosas e insistentes reivindicaciones vecinales. Hay que remontarse a la legislatura pasada cuando, a raíz de una serie de robos y actos delictivos en zonas de la huerta oriolana, las movilizaciones y manifestaciones de los vecinos hicieron que el anterior gobierno popular, dirigido por Mónica Lorente, llevara a cabo la dotación de seguridad permanente las 24 horas del día.

Además el concejal popular José Antonio Aniorte, que fue pedáneo de La Aparecida, ha afirmado que la ausencia de la policía es un reclamo para los ladrones. Temen desde las pedanías y desde el partido de la oposición que haya un repunte de los delitos y altercados al retirar este servicio de vigilancia.

Desde el PP también han criticado la gestión del tripartito a lo largo de este año y medio de mandato. Se han referido a que las partidas rurales siguen estando olvidadas. Que los proyectos que se han terminado en estos últimos meses fueron gestiones del anterior gobierno popular. Y que a día de hoy siguen sin cubrirse las necesidades básicas de los habitantes de las partidas rurales.

El concejal popular José Manuel Cutillas, vecino de La Murada, ha sido el más incisivo y duro de los comparecientes. En su tono de voz y sus palabras se dejaba notar el malestar que, según él,  se siente entre los habitantes de las diferentes pedanías. Cutillas hacía referencia a aquello que desde la oposición reivindicaban con tanto ahínco los miembros del actual gobierno, PSOE y Los Verdes, y que ahora, al parecer, se les ha olvidado. Precisamente se dirigía a Monserrate Guillén que desde su escaño como concejal en la oposición reivindicó en muchas ocasiones la presencia policial y ahora como alcalde cierra los retenes. Además ha dado una solución en cuanto al coste económico del alquiler de estas dependencias. El edil popular ha dicho que suprimiendo un asesor tendría los 1.200 euros mensuales que cuesta arrendar el espacio que ocupa la policía local en una pedanía.

Imagen de previsualización de YouTube

  • Comentarios
  • lealtad
  • 8 Febrero, 2013 (19:51)
  • No se pueden pedir peras al olmo señores pedáneos. La política de rompe y rasga que está siguiendo el actual Alcalde no da para razonamientos ni para consensos. Se quedó con la Concejalía de Seguridad porque poniendo al mando a Pomares sabía que podría hacer absolutamente lo que quisiera y ya de paso para así cumplir las promesas que hizo en campaña a ese oscuro personaje. Nada que ver sus capacidades ni nada de amor a los ciudadanos. Debiera haberle dado vergüenza esgrimir el tema de los Euros para cerrar los retenes, si vergüenza tuviera, que no está en su repertorio. Al cerrar los retenes cierra las puertas a los ciudadanos, la posibilidad de la presencia de un policía en los retenes, cuartel de las fuerzas policiales, implica que contrarresta la amenaza de los ladronzuelos. Sembrar el tema con la idea de que estarán en edificios públicos o pertenecientes al Ayuntamiento es, una vez mas, insultar la inteligencia del ciudadano, porque como edificio público que es, cerrará fuera de las horas del Convenio Colectivo y porque es un edificio público, no un cuartel. Y mientras tanto él seguirá con su elevado número de asesores que son los únicos que se postran a sus pies, por aquello de la mesnada. Y seguirá manteniendo al frente de la Policía Local a aquellos que han demostrado infinidad de veces que tienen amor a todo menos a su sagrada profesión. No se cansen señores pedáneos, no se cansen.

  • Debes ser un usuario registrado para comentar.