• TRADICIÓN Y RELIGIOSIDAD EN LA ENTRADA Y TOMA DE POSESIÓN DE MONSEÑOR MURGUI, NUEVO OBISPO DE ORIHUELA

[30/09/2012]

Monseñor Jesús Murgui Soriano ya es nuevo Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante. La entrada en la ciudad y la toma de posesión de su cátedra episcopal fueron los momentos más emotivos e históricos que quedarán guardados en los corazones de los oriolanos y en  los anales de la historia de la ciudad. El  Prelado hace el número 36 desde que en 1566 fue nombrado el primer Obispo, de la recién segregada diócesis de Orihuela, Monseñor Gregorio Gallo de Andrade.


Un nuevo día para la historia de Orihuela y su diócesis. El día 29 de septiembre de 2012 quedará en la fino hilo de la memoria y en el grueso trazo de la tinta de los legajos la entrada en la capital diocesana, toma de posesión de la cátedra episcopal  del nuevo Prelado y las numerosas muestras de cariño y adhesión  hacia él como Pastor y Guía de la Iglesia que peregrina en estas tierras de sur valenciano.

Una intensa jornada en la que el nuevo Obispo inició su primeros pasos en la esta Diócesis en el vecino pueblo de Cox donde fue acogido por las autoridades civiles y religiosas. Allí realizó una oración ante la imagen de la Patrona de la localidad, Ntra. Sra. del Carmen, y fue invitado a degustar una de las comidas típicas de nuestra vega como es el arroz y costra.  Tras esto partió hacia Orihuela haciendo unas breves paradas en Callosa de Segura y Redován.

Hacia las cinco de la tarde llegó D. Jesús al barrio de san Antón. Muchos fieles se agolpaban para ver de cerca a su nuevo obispo. Allí también lo esperaban miembros delegados del Muy Ilustre Cabildo de la Catedral y de la Excelentísima Corporación Municipal, pertenecientes a la comisión de festividades, quienes se acercaron a  saludar a Monseñor Murgui.  Tras los primeros parabienes y aplausos se procedió a la tradicional visita al santo patrón de los animales ante quien rezó una oración y tras ello fue obsequiado con una naranjada y dátiles de nuestro remozado palmeral.

Con algunos minutos de retraso respecto a lo previsto, cosa lógica en un acontecimiento de esta envergadura y con un amplio movimiento humano, el nuevo Obispo oriolano montó en la mula blanca cumpliendo la tradición. “Pepita”, que así se llama la mula, fue uno de los aspectos más curiosos y anecdóticos de la jornada. Solamente Orihuela y Sigüenza mantienen esta costumbre de que sus obispos entren en la diócesis de esta forma, imitando aquel “Domingo de Ramos” en el que Jesucristo entró en Jerusalén. Reciben a sus prelados con el lema que el pueblo gritó hace 2000 años: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!

Una vez acomodado el Sr. Obispo en la mula y  la Comisión de Festividades en sus caballos se inició el cortejo hasta la Puerta de la Olma. Escoltaron todo el itinerario miembros del cuerpo de la Policía Local de gala, también a caballo, y la Unión Lírica Orcelitana poniendo la nota de música y fiesta a este histórico momento. Cientos de oriolanos y gentes venidas de otras partes de la Diócesis y de Valencia, Mallorca, Murcia se agolparon a ambos lados de la Avenida Dr. García Rogel para saludar y dar la bienvenida al Obispo Murgui.

Llegados a la Puerta de Crevillente, antigua parte de la muralla de la ciudad, el Pertiguero se acercó y dio los tres aldabonazos de rigor y el Alcalde preguntó desde el otro lado “¿Quién va?” a lo que el Pertiguero respondió “El Obispo de Orihuela”. Inmediatamente se abrieron las hojas de la puerta, que días pasados fue engrasada y barnizada para la ocasión.

Y así, montado en una mula blanca, cumplió nuevamente con la tradición y la historia de Orihuela. Los espectadores rompieron en aplausos y se lanzaron 21 salvas de honor como representante de la Santa Sede.

Una vez bajado de la mula el nuevo Prelado se acercó a saludar, de la mano del Alcalde Guillén,  a cada uno de los concejales  de la Corporación Municipal y a otras autoridades civiles como el Molt Honorable Sr. President de Les Corts Valencianes, Juan Cotino y la Presidenta de la Diputación de Alicante, Luisa Pastor. También saludó a los capitulares del Cabildo de la Catedral de Orihuela y de la Concatedral de Alicante. Asimismo también tuvo un momento para departir con obispos y altos dignatarios de la Iglesia Católica como el Nuncio de Su Santidad en España, Monseñor Renzo Fratini, y a los obispos eméritos de nuestra Diócesis D. Rafael Palmero y D. Victorio Oliver.

Una alfombra de hierbas aromáticas, donde predominaba el romero y el tomillo de la sierra oriolana, fue esparcida por todo el recorrido hasta la Catedral. Inició el cortejo la cruz y ciriales portado por monaguillos. Tras ellos los cabildos catedralicios y las autoridades civiles encabezadas por el Ayuntamiento de Orihuela. El Alcalde Guillén hizo buen anfitrión al nuevo Obispo. Recorrieron las calles del centro histórico con una modificación con respecto al itinerario de otras entradas episcopales debido al mal estado de diferentes conjuntos de casas en la calle Adolfo Clavarana. Así pues la comitiva se desvió por el Rincón Hernandiano hacia la calle de Arriba. Al llegar a la ermita de Ntra. Sra. de Monserrate Monseñor Jesús Murgui hizo una oración ante la imagen de la Patrona de la ciudad que se venera en esta popular barriada.

Continuando el trayecto por las concurridas calles oriolanas se atravesó el Paseo y  Alfonso XIII hasta llegar Ramón y Cajal. Todo el itinerario estaba salpicado de balcones con banderas nacionales y engalanado con colgaduras. La llegada a la Catedral de “El Salvador”  fue entorno a las 18.15 horas de la tarde. Intenso castillo de fuegos artificiales, campanas volteando de alegría y aplausos de los fieles dieron una calurosa acogida al Prelado orcelitano.

Nuevamente un rito significativo en la Puerta del Loreto. El Deán Presidente del Cabildo Catedral, José Antonio Gea, ofreció el relicario del “Lignum Crucis” que recoge unas piezas del madero en que fue crucificado Cristo. También le ofreció el hispo y acetre con agua bendita para bendecir a los fieles asistentes.

Entrando en la Seo oriolana, a los sones del órgano barroco y monumental del templo, el Obispo se dirigió a la Capilla de la Comunión para postrarse ante el Santísimo Sacramento del Altar. Tras unos minutos de oración pasó a la Sacristía Mayor del templo catedralicio donde se revistió de los ornamentos litúrgicos para la celebración eucarística. Allí mismo se encontraban la veintena de personalidades de la jerarquía católica que concelebraron la misa entre los que cabe destacar la presencia del Cardenal Francisco Álvarez Martínez, Arzobispo emérito de Toledo y titular de Orihuela, el Cardenal Ricard María Carles, Arzobispo emérito de Barcelona, el Cardenal Antonio Cañizares, Prefecto de la Congregación para el culto divino y el Cardenal Lluís Martínez-Sistach, Arzobispo titular de Barcelona. Entre los obispos asistentes resaltamos a los eméritos de Orihuela-Alicante, Oliver y Palmero, los prelados de las diócesis cercanas de Albacete, Cartagena, Valencia o Almería; obispos de distintas diócesis de las Islas Baleares y el Secretario de la Conferencia Episcopal Española y Obispo Auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino.

La primera parte de la Eucaristía Estacional fue presidida por el Nuncio de la Santa Sede, Renzo Fratini, quien dirigió unas palabras de bienvenida a los asistentes. Inmediatamente después  el presidente del Cabildo Catedral realizó la lectura de las “Letras Apostólicas” o bula de nombramiento de Monseñor Murgui como Obispo titular de la Diócesis Oriolensis-Lucentina. Tomó acta de esto el Canciller de la curia. Tras ello D. Jesús tomó el báculo pastoral y se sentó en la cátedra episcopal. Desde ese momento pasó de obispo electo a obispo titular. Un aplauso general, volteo de campanas y la interpretación del canto “Laudate Dominum” fueron los retazos sonoros de este momento.

Continuó la Eucaristía con la presidencia del nuevo Obispo quien en su homilía, realizada en castellano y valenciano, dio las gracias a todos los que le  acompañaron hasta su nueva sede. Y sobre todo resaltó las muestras de cariño y adhesión de sus nuevos diocesanos. Por último  encomendó a la Virgen María, venerada bajo las advocaciones de Monserrate y Remedio, su labor pastoral.

Como notas curiosas de la Misa Estacional podemos destacar el uso de un facsímil del Santo Caliz de Valencia usado para la consagración.  El báculo pastoral que portó D. Jesús Murgui es de plata y perteneció al Obispo Juan Maura y Gelabret que dirigió los destinos de la diócesis a finales del siglo XIX y principios del XX. También resaltar la participación del Coro Mixto y de la Escolanía de la S. I. Catedral.

La celebración terminó pasadas las ocho de la tarde y se procedió al saludo y felicitación de todos los asistentes, que se prolongó por espacio de más de una hora y media. Autoridades civiles y militares, comunidades de religiosos y religiosas, movimientos apostólicos, intituciones académicas y fieles en general participaron de estos momentos.

Con esta intensa tarde de historia, tradiciones pintorescas y fe sentida, Orihuela volvió a cumplir con el testamento de sus antepasados. Con aquellos que tanto lucharon a lo largo de los siglos por la obtención de una Diócesis propia y sueño realizado en 1564.

A partir de ahora, de cara al futuro, D. Jesús Murgui comienza un intenso curso pastoral que tendrá como eje fundamental el desarrollo del plan diocesano que tiene como objetivo la revitalización de la vida parroquial bajo la dimensión bíblica y las actuaciones que implica el “Año de la Fe” convocado por el Papa Benedicto XVI. Esperamos que la labor como nuevo Obispo de Orihuela-Alicante sea larga, acertada y fructífera.

Imagen de previsualización de YouTube

  • Comentarios
  • ZAMPABOLLOS
  • 2 Octubre, 2012 (15:42)
  • Qué gran razón tienes FILIPPO,a estos esperpentos de falsa moral y largas faldas ,tanto curas como monjas ,tapando su sexualidad al igual que su moralidad y ética, qué asco,por Dios!En España hace falta una REVOLUCIÓN A LA FRANCESA, EN LA QUE NOBLEZA(BURGUESES) Y CLERO(IGLESIA) DESAPAREZCAN Y EL TERCER ESTADO(PUEBLO) TOME LAS RIENDAS DEL PODER.
    LOS POLÍTICOS PROGRESISTAS QUE SE UNAN AL PUEBLO Y SUS NECESIDADES Y LOS QUE NO A LOS LEONES.

  • Capitan
  • 1 Octubre, 2012 (23:22)
  • Te habrás dado cuenta que ni defiendo a la iglesia, ni al alcalde ni a nadie que mezcle política con religión…… pero que me vengas ahora con que Miguel Hernández era comunista??????? Eso si que es habladurías y lavados de cerebro. Miguel Hernández, vaya comunista, no tenía amigos en los movimientos obreros, ni en el campo, su vida tampoco fue de comunista, creció y vivió entre sotanas. Que levantara el puño en época de guerra y qué? Cuánta gente combatió en uno y otro bando contrarios a su ideología? Y en la división azul es que no habían republicanos o qué? El camarada Miguel, ja ja ja, menudo camarada. Analiza un poco su vida y luego pasa la mano por la pared Filipo.

  • FILIPPO
  • 1 Octubre, 2012 (21:14)
  • ¡Que si Capi, que si ! Para ti la perra gorda.
    Fijate si le ayudaron sus amigos los curas que se murió sólo y enfermo en una carcel franquista. Y claro,estaba alli por que era católico y apostólico, además de falangista, no?
    No es la primera vez que sus propios paisanos niegan la mayor.
    El camarada Miguel era comunista te guste o no, por mucho que la jerarquia eclesiastica os haya lavado el coco durante 80 años y haya logrado que la palabra comunista os de pánico.
    Si no estás de acuerdo, vale! Tampoco quiero polemizar sobre este tema.
    De Monserrate, que yo sepa es de un partido verde.El sabrá ante quien se inclina tanto. Yo desde luego no lo haria.
    Lo que si te puedo decir, que hasta ahora, el 90 por ciento de la gente que conozco, que se ha educado en colegios religiosos, abomina y hecha pestes de los curas en general, por algo será.

  • Capitan
  • 1 Octubre, 2012 (14:05)
  • Eres un auténtico desinformado FILIPO. ¿Es que no sabes que Miguel Hernández se crió, educó, creció……. entre sotanas? ¿Es que no tenía amigos en el clero que le echaron una mano en los momentos más delicados de su vida?

    ¡¡Pero de qué coño estás ahora sacando a Miguel Hernández cuando el era más sotanas que el alcalde!! ¡Qué cojones iba a ser Miguel Hernández comunista! ¡Qué cojones va a ser MONSERRATE GUILLÉN de izquierdas si está todo el día inclinao -esperemos en el buen sentido de la palabra- entre sotanas!

    Informate un poco antes de decir tonterías FILIPO cuando uses el nombre del poeta. Poco o nada sabes de su vida cuando dices lo que has dicho……….

  • FILIPPO
  • 1 Octubre, 2012 (01:12)
  • ¡Menuda verguenza! El que quiera curas que se los pague!!!
    Si Miguel Hernández levantara la cabeza…En Orihuela, su pueblo y el mio,…
    Él, que fue apresado, y abandonado en una carcel franquista, por comunista , no nos olvidemos, por culpa de toda esta caterva de curas chupones y retrógados.
    A donde pretende ir Orihuelica del Señor con esta peste a incienso que le sigue condicionando desde el Medievo.
    ¿Que futuro y progreso nos espera a los oriolanos?
    Caciquismo, Nepotismo, y valores morales(los que ellos consideren)
    ¡Que asco y que verguenza haber participado en esta pantomima!!
    Y sobre todo que el dinero público arrope estos actos. ¿De qué?
    Me estan dando nauseas y creo que voy a potar!!
    A Murgui que le vayan dando y a toda su cohorte. Tambien a estos politicos considerados progresistas que les han acompañado y hecho el “rendez vous”.
    Mientras los ciudadanos vemos los fuegos artificiales, se siguen produciendo deshaucios y mas familias vamos acercandonos al umbral de la pobreza, que es lo que la iglesia quiere, para que esa “jerarquia eclesiastica” siga subsistiendo y viviendo de la hostia, nunca mejor dicho, salvando nuestras almas.
    Realmente tenemos lo que nos merecemos!!!

  • Debes ser un usuario registrado para comentar.